Los mejores accesorios para tu shisha

Los accesorios para cachimbas son una parte fundamental para disfrutar al 100% de este hobbie. Por eso en este artículo os vamos a presentar los más destacados -y que seguro conoces- y cual es la función principal de cada uno de ellos.

La cazoletas

Este es uno de los accesorios más importantes de la cachimba, ya que sin ella nos seria imposible introducir el tabaco que vamos a fumar en cualquier otro sitio. Existen numerosos tipos de cazoletas, y pueden estar elaboradas de barro, arcilla o silicona, pero por lo genera suelen ser de cerámica. Podemos encontrarnos con simples o típicas, que suelen ser las más baratas. También existen las de tipo ‘vórtex’, que se caracterizan por su prolongación en el centro con cuatro agujeros más. Con esto conseguimos que la fumada sea mucho más duradera.

Las ‘phunel’ son otro tipo de cazoletas, y a diferencia de las ‘vórtex’ nos encontramos con un solo agujero situado en el centro. Estas son muy recomendables para el consumo de tabacos americanos, ya que contienen una gran cantidad de melaza. Pero sin duda, una de las más innovadoras son las cazoletas de hielo. Están elaboradas de cerámica, barro o arcilla, y su agujero lateral -por donde se introduce el agua, que posteriormente será congelada en cualquier frigorífico- se podrá disfrutar de una fumada caracterizada por su frescor.

Punzón y aluminio precortado

El papel de aluminio es uno de los recursos que se utilizar para que el calor del carbón se mantenga. Pero la mejor opción es un aluminio precortado para que se ajuste correctamente a la cazoleta, y utilizar un punzón para agujerear la superficie.

Pinzas y cortavientos

Las pinzas son más que necesarias para poder manipular el carbón y no quemarnos. Hay numerosos modelos de pinzas, aunque las más recomendables son las de punta afilada que nos ayudará también a manipular el tabaco. Los cortavientos no facilitará la tarea con el carbón pero esta vez dentro de la cazoleta.

Manguera y boquilla

Gracias a la manguera podemos dar una calada de nuestra shisha, ya que conecta con la base. Lo fundamental a la hora de hacernos con una de ellas es ver si son o no lavables. Aquellas que no son lavables no pueden perjudicar en futuras fumadas, ya que se pueden ver contaminadas con tabacos anteriores. Sabrás si una manguera es de este tipo -con un alambre en su interior- si pasas un imán por encima, y si se pega será la prueba de que no se puede lavar. Pero las mangueras lavables sueles estar hechas de cuero, vinilo o silicona, entre otros materiales. Además de ser de mejor calidad, son higiénicas ya que se pueden lavar después de cada uso.

Las boquillas van de la mano de las mangueras, ya que se utilizan en el mango por donde se fuma. Son higiénicas, ya que al fumar varias personas cada una dispone de la suya propia.

 

0 Comments

Please, log in or sign up to add comments.